Seleccionar página

Todos los años la misma pregunta y tu médico y enfermero te darán la misma respuesta. Hay ciertas personas que deberían hacerlo para evitar complicaciones serias que pueden incluso llevar a la muerte, sobretodo en personas con un alto nivel de riesgo.
¿Tú sabes si debes vacunarte?. Veamos.

La gripe es una enfermedad común que a priori no es maligna. Pero las complicaciones derivadas de su enfermedad en determinadas grupos de riesgo pueden ocasionar la muerte.  Por eso debemos tener en cuenta que no sólo las personas mayores sino quienes están en un contacto más estrecho con ellas deben recibir la vacuna de la gripe.


Los trabajadores de instituciones como las residencias de mayores, hospitales y centros de salud están en contacto directo con los residentes y pacientes de los mismos. Es fácil que las pequeñas partículas de saliva que se emiten al toser, estornudar o al hablar estén en el ambiente y que pueden transmitirse para contagiar no sólo la gripe, sino también un resfriado.

Tampoco debemos olvidar que su transmisión a través de las manos representa un peligro para que cada trabajador padezca la gripe o la transmita a otras personas. En estos centros institucionalizados, los mayores sufren enfermedades crónicas que los debilitan y el contacto continuo con ellos los hace más vulnerables a padecer enfermedades que los trabajadores no padecen.

Pero también son un grupo objetivo de vacuna de la gripe, quienes trabajan cuidando personas mayores en sus domicilios, ya sean familiares o trabajadores. Y aquí se incluyen también a los grupos de estudiantes en prácticas que son habituales en estos centros.
Aunque el contacto no es tan estrecho, de manera general se invita a los trabajadores de servicios de emergencias como policías, bomberos, técnicos de ambulancias o servicios de emergencias, así como a trabajadores de instituciones penitenciarias o de centros de internamiento de menores, inmigrantes,… a recibir la vacuna de la gripe para evitar su contagio.


También se incluyen como población de riesgo para la vacuna de la gripe aquéllos que trabajan en granjas de aves o cerdos. La gripe aviar y porcina causó muchas muertes hace unos años, motivo por el que los trabajadores de estas industrias deben vacunarse. La combinación de la gripe humana con la gripe animal en estas explotaciones permite la recombinación e intercambio genético entre ambos virus. Las consecuencias pueden ser mortales y no sólo padecer una simple fiebre.
Pero hay unos grupos poblacionales en los que se hace especial hincapié para recibir la vacuna de la gripe, hacer un seguimiento periódico que evite complicaciones e ingresos hospitalarios.

¿Qué patologías crónicas pueden ocasionar más complicaciones si no te pones la vacuna de la gripe?.


Las enfermedades que debes vigilar para saber si debes ponerte la vacuna de la gripe son:

.- enfermedades del corazón, como por ejemplo si has padecido un infarto de miocardio. Aunque también hay que tener en cuenta en las personas mayores la insuficiencia cardiaca.
. -enfermedades respiratorias como el asma o la bronquitis crónica, muy habitual en fumadores. Otra enfermedad rara en la que se recomienda vacunar es en la fibrosis quística.
.– enfermedades neurológicas como la Enfermedad de Parkinson o si se ha sufrido un ictus tanto isquémico como hemorrágico. También se incluyen en las recomendaciones a quienes padecen enfermedades neuromusculares como las distrofias, esclerosis lateral amiotrófica o la esclerosis múltiple.
.- las personas que padecen diabetes tienen un alto nivel de complicaciones por la gripe, sobretodo si son personas mayores.
.- las personas con un alto nivel de obesidad, por encima de un índice de masa corporal de 40 en adultos o si son niños con 3 desviaciones del peso normal para su edad.


.– si padeces enfermedades de la sangre habituales como las anemias o hemoglobinopatías, talasemias o enfermedades que causan sangrados que son enfermedades raras o poco comunes.
.- enfermedades del riñón como la insuficiencia renal crónica.
.- si con motivo de un accidentes de tráfico o por enfermedad te han tenido que extirpar el bazo, tienes riesgo de complicarte con la gripe, y específicamente precisan otras vacunas como la del neumococo.
.- enfermedades hepáticas crónicas o el consumo crónico de alcohol.
.- enfermedades que implican depresión del sistema inmune por distintas enfermedades, fármacos o procesos oncológicos. Si has padecido algún tipo de cáncer debes vacunarte aunque te sientas bien y las revisiones sean adecuadas.
.- quienes padecen enfermedades digestivas como la Enfermedad de Crohn , la colitis ulcerosa o la enfermedad celíaca son candidatos a recibir la vacuna de la gripe.

Grupos de riesgo poblacional.


Las personas con mayor riesgo a padecer complicaciones de la gripe se incluyen en los siguientes grupos. Fíjate si cumples alguno de estos criterios. Si es así, debes recibir la vacuna de la gripe:

mayores

.– si tienes al menos 60 años. Por supuesto si la edad es más avanzada sobretodo a partir de los 65 años, y aunque realizas a diario actividad física, tu organismo agradecerá vacunarse.
.- sin tener en cuenta la edad, si convives con otras personas en centros institucionales como residencias o centros de discapacitados o de atención a personas con problemas crónicos, recibir la vacuna de la gripe te protegerá frente al contagio de otros compañeros de convivencia.
.- si estás embarazada independientemente del trimestre de gestación, la vacuna de la gripe te protege a ti y a tu feto y no se ha demostrado que ocasione complicaciones para ambos por el simple hecho de vacunarse.


.- si se trata de niños o adolescentes hasta los 18 años que por el motivo que sea toman de manera continuada aspirina o ácido acetilsalicílico porque puedes padecer una enfermedad rara o poco habitual conocida como Síndrome de Reye.
.- si tienes menos de 60 años incluyendo a los bebés a partir de los 6 meses que presentan condiciones de enfermedades crónicas en los que hay un mayor riesgo de padecer complicaciones si padeces la gripe.

Como veis, las enfermedades crónicas son tosa un claro factor de riesgo para sufrir la gripe en su peor complicación posible. Quienes han estado hospitalizados en el año anterior por alguno de estos motivos, o quienes hacen un seguimiento médico periódico de estas enfermedades deben vacunarse.

Y recuerda: por vacunarte no vas a coger la gripe, esto significa que ya la estabas incubando sin tener síntomas. la vacuna no lo transmite porque se fabrica con virus inactivados o muertos. Lo único que debes pensar es que si eres alérgico al huevo hay que pedir una vacuna específica por que las vacunas se desarrollan en medios con proteínas de huevo que pueden desencadenar una alergia.