Seleccionar página
En este blog se presentan algunos consejos para generar confianza y mejorar la relación médico-paciente en Atención Primaria. Los responsables de que estos dos aspectos sean óptimos dependen del paciente y del médico, y a ambos compete estar pendientes de unas cuestiones que se detallan a continuación.

En cualquier consulta médica, el paciente presenta una cuestión principal sobre su salud que es el motivo de la misma. Acudir con multitud de demandas en una misma consulta dispersa la atención del profesional, salvo cuando pueden ser síntomas o signos de una única entidad clínica que engloba todos ellos.

atención domiciliaria clinica do muiño


El médico de familia conoce los antecedentes personales del paciente, su entorno familiar y social y esto es de gran importancia para interpretar los síntomas de una patología o para la adecuada prevención cardiovascular.


 

 

Un estudio reciente demostró reducir la mortalidad y las visitas a urgencias e ingresos hospitalarios si el médico se mantiene en su puesto durante años y atiende a la misma población Esto es algo difícil de conseguir por motivos personales del profesional y organizativos de la entidad para la que trabaja, por las condiciones e implicaciones laborales.

Estas cuestiones en la consulta médica ayuda a la relación médico-paciente, tranquiliza a los pacientes, mejora la confianza y agiliza la atención por parte del profesional.

En el mundo de la medicina actual dependemos de las nuevas tecnologías, pruebas complementarias más precisas y de los ordenadores. Y aunque es cierto que, por ejemplo la historia clínica electrónica es un indudable elemento de mejora de la atención sanitaria y de la relación médico-paciente, también se ha convertido en un elemento que puede alterarla si no se usa adecuadamente.

Es importante que se establezca contacto visual entre el médico y el paciente. Sentarse y mirarlo a los ojos cuando se habla con él, en vez de enfocarse en la pantalla del ordenador o en el teclado, es fundamental para mejorar la comunicación.

Y otro aspecto fundamental es que pueda ver fácilmente al paciente desde el ordenador. Tenerlo como una barrera también dificulta la comunicación.


Mantener la vista en los ojos del paciente transmite confianza y éste se sentirá escuchado.


Escribir mientras nos hablan, aunque sea lo habitual, quizás no sea lo más adecuado. Quizás en el futuro se extienda la autoescritura con asistentes de voz que economizen el tiempo que empleamos en escribir los aspectos más importantes de la entrevista médico-paciente.

prevencion medicos de familia clinica rua do muiño

Antes de la oportuna exploración del paciente, se realiza la anamnesis en la que buscamos aspectos sintomatológicos que puedan orientarnos en nuestra exploración física. Con los signos que apreciamos y la exploración física podemos plantearnos una hipótesis diagnóstica y establecer el tratamiento más adecuado.

Una buena manera de terminar una consulta clínica es pedir al paciente que recuerde el tratamiento, así se asegura de que lo ha entendido y corregir cualquier aspecto que no haya entendido.


La entrega de información visual con folletos de fácil lectura es un clásico en las consultas. ¿Quién no recuerda las dietas que se entregaban con las cantidades de alimentos para sobreponerse a una diarrea?.


Aunque en la actualidad es menos habitual entregar información escrita porque la población tiene más conocimientos o sabe dónde buscar la información, hace tiempo  que se recomiendan webs o blogs de confianza para acceder a mucha más información sobre la salud y la enfermedad.

En todo caso, la información que se comparte en consulta para educación sanitaria del paciente debe ser visual, sencilla, verídica y comprensible. Ya sea escrita en un papel o en la pantalla de tu móvil, con aplicaciones o en la web de sociedades científicas médicas, tu médico puede recomendarte dónde recibir una adecuada información sanitaria.

No te creas lo que digan medios no conocidos, o las opiniones de famosos y gente que no conoces porque pueden hacerte muy poco favor a tu salud. Tu médico de familia de confianza puede ayudarte a mantener tu salud o a recobrarla cuando la has perdido.